Monstruos...


Mamá, no quiero dormir solo. Tengo miedo de que venga un monstruo a mi habitación.
Hijo mio, los monstruos no existen.

¿No existen? ¿Estamos seguros?


Todos somos monstruos.


De alguna u otra manera, llevamos un monstruo en nuestro interior al que le tenemos miedo. Un miedo que quizás, no queramos enfrentar por que nos estaríamos enfrentando a nosotros mismos.

A veces tememos de las reacciones que podamos tener en un momento determinado, por ello actuamos fríamente, a veces vivimos la realidad desde otro punto de vista alternativo para no hacernos daño a nosotros mismos, no siempre lo hacemos con el corazón, quizás porque tenemos miedo a ese monstruo que esta frente a nosotros y que no sabemos como puede reaccionar. Arriesguemosnos, sentemosnos frente a ese monstruo, conoscamoslo, cenemos con él una noche ¿porque no?.

Vivamos el momento y dejemos nuestros monstruos a un lado, porque a veces el monstruo aparece sólo porque tiene miedo a que le hagan daño. Verás que una vez que cenes con él y compartas tus sueños, tus inquietudes, tus vivencias, todo será diferente y quizás el monstruo se convierta en tu mejor aliado....vive el momento que el mañana quizás no exista...







Los mejores...Gracias