Decisiones...

Sí? ¿Quién es? pregunté.

¿Eres Marí...?

Sí, afirmé contundentemente.

De repente se entrecorto la llamada y oí una voz que decía te llamo del Gran Hermano.

Mi cara cambio y mi risa se torno fugitiva y nerviosa

Quiero que sepas que estas nominada; me dijo.

Ah! pues vale. conteste.

Bueno Adios, me dijo esa voz aterciopelada

Adios; le conteste.

Oyeeeeee!! se escucho al otro lado del teléfono. No cortes, era una broma ...

Yo, ya no sabía en que planeta estaba porque a nadie le había comentado que rellene la solicitud para entrar.

Me seguistes la broma, ¿has ido a muchos casting? me volvió a preguntar.

No, a ninguno; Le conteste.

Pués te esperamos para el casting.

Después de cortar me invadió un cúmulo de sensaciones sin igual. ¿A quién no le ha pasado eso alguna vez? jajaja!! valeee ...


Todos y cada uno de nosotros pasamos los días y las horas de nuestra vida teniendo que tomar decisiones. Algunas decisiones tienen una importancia relativa otras pueden cambiar nuestra vida para siempre.
¿Cómo saber cual es la acertada?.


Rellené el cuestionario porque tenía claro que quería entrar, pero me dí cuenta de que el miedo me podía. Que la gente hable de tí, que se sepa toda tú vida, que puedan dañar a los que te quieren....eso último sobre todo, pesa sobre todo lo demás, porque tengo un enano de tres añitos.


Pocas veces en mi vida he sabido lo que quiero porque soy muy indecisa, pero, si sé, que es lo que no quiero. Soy una chica más bien tranquila, discreta y muy con la cabeza puesta en las estrellas a veces pero con los pies asentados en la tierra. Nadie se imaginaría que yo quisiese entrar en Gran Hermano, sería una bomba de relojería.


Si esta oportunidad hubiera llegado en otro momento de mi vida hubiera acudido sin pensarmelo por la experiencia que eso contrae y porque es una oportunidad para salir de la crisis del euribor jajaja!!.


Ahora mi cabeza es un mundo distorcionado por la idea de si estaré haciendo lo correcto o por lo contrario mi sitio esta aquí con vosotros.
La decisión de ir al casting, puede cambiar el resto de mi vida.
....Con las aguas tranquilas, el viento en popa y el piloto automático puesto para poder tomar un refresco, cualquiera es capitán de barco y si cojo el timón es con todas las consecuencias....




Los mejores...Gracias