Respiración Asistida...

Me dijeron una vez que si tenía un sueño fuera a por él... Hoy ... desde algún rincon del planeta, observo a una niña... Una niña conectada a una máquina de respiración asistida que desea ser desconectada porque siente que no se puede vivir como un vegetal a largo plazo... Sus ojos brillan por momentos, pero ese brillo se le apaga como se apaga la luz del sol cuando llega noche, como se apagaron sus ilusiones y sus ganas de vivir...Ella grita, chilla, patalea...Pero lo hace en silencio subiéndo cada vez más, el volúmen de la radio...Pero nadie la escucha, nadie se da cuenta de que, sóla, no puede cortar ese sufrimiento que la domina... De que quizás en algún momento, sea ella misma quien desconecte esa máquina para poder respirar su propio aire....Ese aire, limpio y natural de ese sueño interminable...

5 comentarios:

ion-laos dijo...

Qué tal si bajas de la nube y palpas la dura realidad? Mejor enfrentarse a ello, no crees?

En cuanto a lo de estar conectado a una máquina, si no hay una mínima esperanza, para qué alargar un sufrimiento.

Pasa unas Felices Fiestas, un besote

MARI dijo...

Ion las máquinas de respiración asistida son para conectar a la vida a las personas, para ayudarlas a respirar porque por si solas no pueden. En el momento en que se desconecte la máquina, esa chica se desconectará de la vida...Pero como tú bien dices, para qué alargar un sufrimiento si no hay una mínima esperanza de que pueda respirar por si sola...

Besitossss Ion... Y que pases unas muy felices fiestas...por cierto el taca taca¿? oxidado? jeje ;)

Melinda dijo...

Me alegra leerte aunque tu escrito es muy triste.

Un besote y felices fiestas

Velvetina dijo...

Siempre hay que alcanzar los sueños que uno desea, y los demás deben de respetar esos sueños sean los que sean.

No digas que nadie ha escuchado a esa niña, porque si no tú no habrías escrito esa entrada y nosotros no estaríamos respondiendo a vuestras voces. Considero que todo ser humano es digno de vivir con las mínimas condiciones, que todos deberíamos poder elegir el momento de nuestra partida, que puede que para algunas personas no valga la pena depender de una máquina para respirar. Yo en su caso, no sé cuál sería mi decisión, ni sé lo qué le diría si la conociera porque los sentimientos harían de muro con mis palabras, pero sí podía exclamarle:… “mientras tú seas feliz”.

Un abrazo fuerte… y me alegra este reencuentro contigo.

Velvetina

MARI dijo...

Gracias Mel...Te he echado de menos...Espero que Victoria este genial...

Velve, tú siempre con tus palabras tan acertadas aunque no sea tan fácil...Me encanta volver a leerte por mi/vuestra casita de papel como dice megan...Aunque te he seguído leyendo en tú blog y en el de montes...Besitosssss

Los mejores...Gracias