LA VIRGENCITA DE LOS MARINEROS...


Hoy es el día, y durante todo el mes la virgencita del Carmen vuelve al mar a reecontrarse con los marineros en diferentes pueblos de la costa...A parte de ser mí santa, para mí es más que eso...Y por ello me cuesta y me va a costar escribir este post....

Desde niña aprendía a llorar viendo marchar a alguien. Alguien que algunas veces tardaba mucho en volver arriesgando su vida como cuando estuvo retenido fuera tres años....Alguien que desde niña me enseñó que esa virgen con su corona de estrellas, su escapulario y su niño arropado con su brazo también arropaba a todos aquellos que luchaban para subsistir en la mar y traer día a día el pan a casa...Él me hizo confiar en ella....Y ella, me lo arropó todos los días de su vida, hasta que llegó su hora......Ella, era la virgen del Carmen, la estrella del mar, la que nos guía por las aguas difíciles de la vida hacia el puerto...

Ese hombre fue mi padre, ese padre que día a día extraño aún más...Ese padre que quiero con toda mi alma y al que le dedico hoy mis palabras...

Y pasará este día, pero por mucho que la virgen vuelva a su templo siempre seguirá velando los pasos de quienes todas las madrugadas se disponen a faenar y llevar a las casas de todos los ciudadanos el mejor pescado que da la mar....
Gracias a todos/as por haberos acordado de mí, de corazón...Sois lo mejor!!!¡¡¡

Los mejores...Gracias