Melodías al viento




Me di la vuelta… y ahí estaba. Fue observarlo y descubrir unos ojos limpios y llenos de serenidad. Era probable que cuando el universo llegara a su fin, alguien podría intentar robárselos, ya que era como tenerlo delante

En mi vida no recuerdo haber visto una mirada como esa; tranquila, sosegada, pausada. Un silencio catedralicio se hizo casi permanente hasta descubrir que no sólo era una mirada…también escondía en sus manos la belleza del sonido… 

Si alguien soñará con conocer los acordes frescos de las arpas de los ángeles, tendría que escuchar la melodía que de sus dedos salían a golpe de fuelle…mágico viento mecánico con el que él juega con su caja de madera. Sueños lúcidos en los que me quedaría eternamente deleitándome con esa capacidad sonora que emanaba de su interior. Imagen y sonido sincronizados en tan sólo un parpadeo.

Su principio creativo; su mente… su pensamiento; energía eterna

                                          Con cariño a una persona que lucha por sus sueños

¿Por qué?



Hoy retumban en mi cabeza las palabras de un amigo que desde la lejanía me decía... "Todo pasa"... Ninguna emoción, ninguna victoria ni ninguna derrota se estancará en el presente. Hay que aceptar cada momento como parte de la dualidad de la vida. Y se aceptan, se enfrentan, pero sin palabras que existan para expresar tanto sentimiento y a la vez tanto vacío. La apatía va ganando terreno,  la tristeza del alma va sucumbiendo a la alegría que galopa por las emociones.

Pero poco a poco me voy decepcionando, aunque el  sentimiento que más valoro sea el respeto y la solidaridad.

Por qué algunas personas lo dan todo por lo demás cuando quizás son  los más faltos de algo? Whitman decía "Cuando yo doy, me doy a mi mismo"


 Creo que el principal de los 10 mandamientos es el segundo: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Pero a mí me gusta expresarlo de otra manera: “Trata a los demás como querrías que te trataran a ti”. 

         Cierro con una frase de La Madre Teresa de Calcuta (1910-1997): “No deis sólo lo superfluo. Dad vuestro corazón”.


No soy perfecta

No soy perfecta y la verdad que no quiero serlo... trato de mejorar lo que creo que tengo que mejorar y a veces ni eso consigo...

En estos 111 km 7 días caminando, 5 días bajo la lluvía durante 7 horas consecutivas entre 0 y 3 grados quise imaginar lo que sería mi vida siendo una persona perfecta, sin tristezas, sin vacíos, sin necesidad de sentir cariño por alguién que no demuestra su cariño por mi o siemplemente sentirme querida; logrando todo sin el más mínimo esfuerzo... teniéndo una imagen y una figura perfecta ante los ojos de los demás; sintiendo el poder en mis manos... Y después de imaginar lo que sería mi vida así....eso no fue un sueño, sino una pesadilla... está mañana me miré al espejo, y al contemplar mi imagen y redescubrir lo que soy después de estos días.... lo tengo claro:

"No soy perfecta, no lo seré nunca, pero mi esencia siempre será la misma...Me encanta ser como soy..quizás, ser como soy no venda, pero yo no me vendo... y lo que piense la gente ya da igual porque se sale de mi alcance, no está en mi hacerte ver como soy..... .si no tuviera vacíos no tendría la necesidad de querer en todas sus extensiones.. me convertiría en una persona indiferente y eso me aterra....así que, seguiré soplando mis sueños en una pompa de jabón para seguir luchando por hacerlos realidad"...

 No soy perfecta y me alegro porque mi imperfección le da sentído a mi vida, me hace luchar cada día por ser mejor persona.... Hoy intentaré quererme más que ayer pero menos que mañana...

COMERCIAlLIZANDO CON EL CARIÑO


Dice el pasadodoble que el cariño verdadero ni se compra ni se vende.Pues no. Se compra, se vende y  yo digo más....hasta se comercializa con él en el mundo entero. Pero, ¿Cuándo sabes que el cariño que nos ofrecen es real? ¿Cuándo creer en alguién, cuando no puedes ni creer en ti?.

 Preguntas sin respuestas Respuestas que quizás sólo tus ojos me pueden transmitir en el  silencio. Y en ese momento sólo la esperanza y la fé hacen latir un corazón en busca de ... ya no una respuesta, sino en simplemente un sentimiento que toque nuestra alma y la de esas personas por las que darías la vida. Esa alma que es de donde sólo puede nacer un cariño verdadero a pesar de un mundo lleno de intereses, trivialidades y falsos cariños.

SENTIMIENTOS

Cada vez que escribo una palabra es como si me taladraran todos los sentidos. Sentimientos a flor de piel que afloran con ver tú sonrisa, con escuchar tú nombre. Más alla de la palabra amor existe un cariño inmenso guardado en un corazón lejano que simplemente con saber que la palabra bien alcanza su máximo esplendor se borran todas las demás de mi diccionario. Tú me enseñastes que todo llega y todo pasa, que la esperanza es lo último que debemos perder y que  luchar sirve para seguir luchando aunque no ganemos. Cuantas emociones en tan poco tiempo... en mucho tiempo... y te echo de menos... y no me acostumbro a tú ausencia...pero miéntras tengo que seguir luchando ...por eso no me despido... estoy aquí... volveré... poco a poco... pero volveré...




EL FINAL

Miro, miro y miro tú foto.... hasta que me voy desvaneciéndo en los brazos de morfeo, cayéndoseme nuestro retrato de las manos y quedando al filo de mis rodillas. A punto de caer al frío suelo, miéntras mis ojos se cerraban por completo ajenos a todo lo demás. En ese momento una luz me cego completamente sin poder apenas abrir los ojos, y percibir lo que había al fondo del pasillo, pero fue entonces que de entre esa luz cegadora aparecistes tú, con tú sonrisa de pícaro mirandome sin parar miéntras me extendías tú mano tatuada. Por un instante, dudosa, toque tus dedos fríos como un tempano de hielo. Miéntras a mi espalda una voz me llamaba. Fue entonces cuando giré la cabeza y lo ví a él. ¿Cuánto tiempo! le dije-, ¿Vienes a por mí? - Toda una vida te estuve esperando miéntras tú vivías en tú mundo. Ni un como estás, ni un; ¡amiga, no te he olvidado! Por mi rostro caían lágrimas viendo esos hoyuelos que se le formaban en las comisuras de los labios cuando sonreía y esa carita que muchas veces entraba en mis sueños sin permiso para regalarme una mirada. Volví a mirar hacía la luz. Esta vez alargue mi mano aún más para llegar alcanzar por completo esa mano tatuada. ¡Gracias por venir, Papá!. Y justo en esa milésima de segundo en que nuestras manos se unieron, un haz de luz nos envolvió por completo formando ondas que se propagaban en todas direcciones. En ese mismo instante la fotografía cayó levemente de sus rodillas al suelo.

Los mejores...Gracias