Entradas

Mostrando entradas de enero, 2013

EL FINAL

Miro, miro y miro tú foto.... hasta que me voy desvaneciéndo en los brazos de morfeo, cayéndoseme nuestro retrato de las manos y quedando al filo de mis rodillas. A punto de caer al frío suelo, miéntras mis ojos se cerraban por completo ajenos a todo lo demás. En ese momento una luz me cego completamente sin poder apenas abrir los ojos, y percibir lo que había al fondo del pasillo, pero fue entonces que de entre esa luz cegadora aparecistes tú, con tú sonrisa de pícaro mirandome sin parar miéntras me extendías tú mano tatuada. Por un instante, dudosa, toque tus dedos fríos como un tempano de hielo. Miéntras a mi espalda una voz me llamaba. Fue entonces cuando giré la cabeza y lo ví a él. ¿Cuánto tiempo! le dije-, ¿Vienes a por mí? - Toda una vida te estuve esperando miéntras tú vivías en tú mundo. Ni un como estás, ni un; ¡amiga, no te he olvidado! Por mi rostro caían lágrimas viendo esos hoyuelos que se le formaban en las comisuras de los labios cuando sonreía y esa carita que much…