18/08/08 VIVIMOS TAN DEPRISA ...

Desde que tengo uso de razón ya no cerraba los ojos, ni me embriagaba con una canción o en el trinar de los pájaros. Me enseñaron muchas cosas pero nunca a quedarme quieta y vivir sin carreras.
Hoy quisiera detener el tiempo, capturarlo antes de que se nos siga escapando.



Hacer un huequito en nuestros minutos para admirar las cosas que pasan inadvertidas. La sonrisa de un niño, el comer de un pájaro, el simple retozar de un caballito de mar...de esos pequeños detalles que sin darnos cuenta hacen que la vida sea maravillosa. ¿ Por que vivimos deprisa ? Si todo es efímero, es como si quisieramos ir detrás de la vida y por ello cometemos muchos errores.


Pase parte de mi infancia en un internado, no era muy sociable que digamos; en la escuela prefería quedarme todo el recreo sentada leyendo cualquier tontería, antes que salir. Tal vez lo hacía por temor al rechazo. Ahora de adolescente estoy viviendo mi niñez aprendiendo cosas que debería de haber aprendido de niña, quizás en este último tiempo he aprendido a compartir, a saber que se siente tener un amigo de verdad, a reírme de mis tonterías y desgracias, a ver la vida con calma.

Perdemos muchas cosas al ir deprisa, vivamos cada instante de la vida como si fuese el último. Tal vez no recordemos nuestro primer beso, la primera desilucion, el primer amor, o cuando dejamos de lado a nuestra familia o amigos. El instante en que la vida perdió el dulce sabor para convertirse en amarga.
La vida esta hecha para caminarla en equilibrio, como si cada uno de nosotros fuéramos malabaristas, y estuvieramos sosteniendo algo frágil en nuestras manos, que cuando apresuremos el paso se romperá.
Aunque a veces dejemos de caminar en equilibrio, las oportunidades siguen, por eso nunca es tarde para volver por el camino correcto. Todos tenemos la oportunidad de equivocarnos para construir cualquier cimiento. Si caes muchas veces, recuerda levantarte una más de la que has caído.
Solo hay que tener claro que queremos ser y tomar el camino adecuado y ese es el pequeño detalle no todos lo saben.

8 comentarios:

Salegna dijo...

Vivimos tan deprisa que nos perdemos muchas cosas por el camino, yo he aprendido a valorar y disfrutar de las pequeñas cosas. Circunstancias familiares me han enseñado a disfrutar de los momentos que compartimos.
Muchos besos

MARI dijo...

Lo más triste Salegna es que tengamos que esperar a lo peor para empezar a disfrutar. Pero como digo en mi post el camino siempre esta ahí. Si te caes dos veces levantate tres...

Saludos desde las Palmas

Susana dijo...

Hola Mari. Aqui estoy conociéndote un poco más y devolviéndote la visita a tu blog. Me está gustando mucho, creo que volveré por aqui. Un abrazo desde Santander. Nos leemos.

Velvetina dijo...

Es precioso tu comentario, me ha llegado al alma... Yo, a mi edad, lucho cada día para no dejar nunca de ser niña, para mantener las ilusiones y las ganas. Para sonreir sin mótivo, o romper a llorar porque necesito consuelo.
Soy adulta, he madurado, pero conservo mi espíritu infantil por encima de todo.

Un caluroso beso

Velvetina

MARI dijo...

Susana puedes pasarte por aquí cuanto quieras el rincón de la mini pandi es tú rincón.

Velvetina, me encanta que te haya llegado al alma y viniendo de tí me dice mucho porque me encanta tú blog y tus post, sobre todo cuando son de descubrir cosas que nadie sabía. Sobre todo una frase que dice, quiero llenar los años de vida y no la vida de años. Gracias

Saludos desde las Palmas

Astrágalo dijo...

Yo tengo la suerte que aun tengo alma de niño, y no me apetece que crezca, así veo la vida en colores.
Las prisas era mi máxima, ahora ya me tomo todo con mas calma, intento saborear todas las horas del día y vivirlas intensa mente.

Oye, me gusta tu mirada en esa foto en blanco y negro. ¿existe alguna canaria que no sea hermosa?, ese clima pone bonita a las mujeres.

Un besito astragalin.

MARI dijo...

Hola Astrágalo, decirte que si no has leído la prensa de hoy. Todas las canarias guapas desaparecierón y sólo quede yo jajaja!!.

Ojalá yo pudiera ver la vida de colores como la ves tú. Estoy aprendiendo y luchando por verla poquito a poco de tantos colores como los que luce el pajarillo de mi fotografía.

Gracias por tú comentario, tan caballero como siempre.

Saludos desde las Palmas

Dreita dijo...

vivimos demasiado deprisa yo lo veo cada dia vamos deprisa a donde sea aunque no tngas una hora definida ya stamos hechos a correr

el silencio tienes razon....yo soy muy hermetica y el silencio tiene mas protagonismo qien m conoce bien lo sabe soy poco dada a contar nada.....ni preocupacione, ni cosas malas, ni buenas, ni dudas....nada....m cuesta mucho ablar...y contar.....eso si se nota cuando estoy feliz y cuando stoy triste....y eso sin tener q abrir la boca.....asiq estoy cntigo en lo q scribiste....

asiq ya han creado ls aviones??q cosas no??jaja cuando qieras nos amos d comprtas jajajaja y d banda sonora al ferro jajaja

besitos

Los mejores...Gracias