EL TESORO DANES TIENE LISTA LA MALETA


La imagen más fotografiada de la capital danes no es ni su Palacio Real, ni su puerto. Sino la Sirenita. Ese es el símbolo de Copenhague, y no hay turista que no se asome a las rocas para llevarse a casa la imagen lánguida y tristona de esta hija del mar que parece recien salida de las aguas del Báltico.


Cuenta la historia que los hombres que andaban por el Mar Báltico, quienes se veían encantados por los cantos de las sirenas. Así fue que, en la ciudad de Dinamarca, un simple pescador se vio embrujado por el hermoso cantar de una sirena. Cuenta la leyenda que aquella sirenita prefirió poseer aspecto de mujer para conquistar el amor del príncipe del cual ella también se había enamorado, antes que poseer la inmortalidad que por su condición de sirena tenía. La Sirenita, también llamada “La pequeña señora del mar”, a lo largo de los años se convirtió en un punto central de reunión para todos los hombres del mar que se encontraban navegando. Todos ellos peregrinaban por allí y visitaban la escultura de la Sirenita con el sentido de confesar sus infidelidades durante sus viajes, y de aliviar su conciencia.

La escultura el 23 de Agosto del 2003 cumplió 90 años desde el día que fue expuesta por primera vez en 1913. Y ahora casi 97 años después, viajará por primera vez durante el mes de marzo de 2010 a la Expo de Shanghai. Que comenzará el 1 de mayo de 2010 y durará hasta el 31 de octubre. Mientras, una ninfa de estilo chino se sentará a orillas del puerto de Copenhague a sustituir a la insustituible. Pros y contras, y muchos daneses que no comparten este viaje. Ya que a parte de ser algo muy querido en Copenhague también es una fuente de ingresos con un millón de visitas al año.

La polémica está servida, pero la sirenita ya tiene preparada las maletas rumbo a la Expo de Shangai.


Comentarios

Carlos Alberto ha dicho que…
Holaa MARI! has vueltoo biennnn ya he leido algunas cosillas, me alegro de que las cosas vayan mejor... Bueno la historia no la conocia y me ha gustado saber de esta "famosa sirena". Espero que luego la devuelvan a donde realmente pertenece...

GRACIASSS niñaaa un abrazooo
Melinda ha dicho que…
Siempre he querido ir a Copenhague, para visitar la ciudad de Puck, de la que me leí todos los libros. Menos mal que no lo he planificado este año porque si voy y no veo a la sirenita, vaya rollo!!!

Un besote
Angelosa ha dicho que…
Estoy de acuerdo con los daneses, no deberian dejarla marchar, se puede estropear o extraviar en el camino y es un bien cultural de ese pais, aunque seguro que cuando lo hacen saben bien como hacerlo.

Un besazo guapa.

Entradas populares de este blog

¿NIÑA SECUESTRADA?

SARA MORALES: LA HUELLA DEL SILENCIO

CARADURAS SIN CENSURA